Sin mensaje

Como siempre, hermosas palabras de Desiréé

Atrevo la palabra

Sieteabejasrojas

tras la muerte del Rey;

durante la noche del vino

el llanto de un ciervo;

el brillo polvoriento de la luna

dentro de mi copa.

Doce veces sostuve en mis brazos

los hijos muertos de Teresa.

Me creció una gota de sangre en la frente

y los vates salieron desnudos

bajo el sol ciego del calendario juliano.

Los Guardianes cerraron las puertas

como si fueran pergaminos

y yo quedé al alba

sobre mi asiento de bronce,

esperando.

Ver la entrada original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s