Bala perdida

Parece simple cuestión de física, cuando el martillo golpea el percutor la bala lleva su destino impreso en su ADN, una explosión química. Que una bala dude, que tenga un instante de indecisión, es simplemente maravilloso.

Atrevo la palabra

Era un bala perdida. Se sentía paralizado por la incertidumbre. Nunca supo si ir en busca de la pistola que lo había disparado o del objetivo en el que debía haber acertado.

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s